DHY! es una herramienta para el seguimiento del respeto a los Derechos de las Personas con diversidad funcional y el cumplimiento de la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas.

Esos indeseables que querían ejercer sus derechos

Anciano en silla de ruedas vota en la calle

Ya han pasado los comicios municipales y autonómicos. Casi todos en los partidos dicen que han ganado, unos por esto, unos por lo otro y unos por lo de más allá. En la mayor parte del territorio español se terminaron las mayorías absolutas y ahora es tiempo de pactar. Hay que hablar entre partidos y mucho. Conclusión: con las mayorías absolutas no era necesario hablar con el adversario, no se le tenía en cuenta.

Carta de Mayo a los miembros del Parlamento de Andalucía

Exteriores del Parlamento de Andalucía

En primer lugar les doy la bienvenida a la casa de todos los andaluces, o eso dicen del Parlamento Andaluz.

Ahora vienen las tonterías típicas que decimos los ciudadanos de a rueda. Desde luego no es ningún secreto de estado que se están burlando de la comunidad autónoma más poblada de España. Un día pactan con no sé quién, al día siguiente pactan con no sé cuántos y el día de la votación de investidura no pactan con nadie porque son los más machotes del pueblo. Y así nos va desde Febrero. Entre todos van a conseguir que los andaluces “volvamos a ser lo que fuimos”, es decir, una tierra de pobreza, desigualdad, señoritos y analfabetos.

Los niños sin dientes

Rata con la boca cerrada

Qué bonito, qué bonito. Qué bonitos cuentos solidarios hacen en la editorial Wondernology para enseñar a los niños a compartir. Y qué bien lo cuentan en Radio 5, la radio pública española, en su programa La Pequeteca:

Los nuevos analfabetos digitales

Sucesiones de palabras distorsionadas

Hay que ser un poco lerdo para no darse cuenta de que con los avances técnicos propios de las tecnologías de la comunicación y el conocimiento los expertos están contribuyendo a aumentar una clase social de analfabetos digitales. Bueno, en realidad no hay que haber estudiado un máster del universo para percatarse de ello. Y es que la brecha digital aumenta las distancias sociales entre las personas normales y nosotros los anormales.

Transporte público minusválido

Autobús de la primera mitad del siglo XX

Ayer cogí el autobús, mejor dicho, no lo cogí sino que monté en él. No suelo usar mucho el transporte público de mi ciudad porque mis desplazamientos se pueden realizar sin necesidad de utilizarlo. Hace unos cuantos años que viajando en tren, el interventor me espetó que cómo se me ocurría viajar en tren yo solo porque ¿Qué ocurriría conmigo si el tren descarrilara? En el momento, como uno es algo lento de reflejos, me callé y seguí mi camino, pero durante el viaje se me ocurrió que debería haberle dicho que si el vehículo hubiera tenido un accidente, lo más probable es que me hubiera muerto, lo segundo más probable es que hubiera sobrevivido al siniestro pero con las piernas rotas, así que su preocupación por mi seguridad sobraba.

Ya se están pasando con la segregación escolar

Aguas insalubres

¡Uno no gana para sustos! Y es que hace ya unas semanas me enteré de lo que a una niña con necesidades educativas de apoyo le había sucedido. Le estaban, le están y le estarán haciendo la vida imposible durante un tiempecito. Y todo porque la chiquilla tiene esas necesidades de apoyo pero nuestro estado del bienestar maravilloso se la quiere quitar de encima y hacernos creer que es por su bien y que el mundo es color de rosa. Digamos claramente que tener unas necesidades y que te maltraten por ello es como cuando yo era niño, me caía y me hacía una herida en la rodilla, y detrás llegaba mi madre y tras darme una colleja me decía que si estaba tonto o qué me pasaba.

La rampa de mi casa es particular

Pulgares levantados

Aviso a navegantes y náufragos a la deriva: Esta historia es muy personal y puede resultar ofensiva. Absténganse las personas frágiles y sensibles.

Hace más de diez años se construyó en mi bloque una rampa que, en principio, iba a ser de mi uso personal. Sobra decir que, desde el primer momento, a mí me pareció una medida injusta a todas luces. Era casi obligatorio el uso compartido con el resto de los vecinos para limpiar mi frágil conciencia. La media de edad de los dueños de las viviendas de la urbanización en la que yo vivía y vivo era por aquel entonces de unos 55 o 60 años. Sin embargo, lo lógico es pensar que, si la rampa aquella se construyó hace más de una década, su edad ahora ronda los 70 años (no la de la escalera, por Dios) en adelante, con la consiguiente reducción de la movilidad de los habitantes del lugar lugareño.

La accesibilidad según el manual del TBO

Televisión

He oído últimamente hasta la saciedad eso de que en cuanto a accesibilidad llevamos mucho hecho pero nos queda un trecho por recorrer. Bien, pues es casi verdad. En efecto, tiene mucho de verdad esa afirmación, aunque para ser más exactos debería decirse que en lo que respecta a accesibilidad constructiva hemos avanzado un poquito, y vaya pedazo de cacho de trozo que nos queda por recorrer. Eso se ajustaría más a la realidad, y en eso hay una labor enorme todavía por realizar. En esta entradilla, me he propuesto dar cuenta de varios obstáculos que impiden a ciertos individuos realizar sus actividades cotidianas con normalidad. No tengo un objetivo claro, sino el de hacer visibles y conocidas algunas aparentes tonterías que dificultan la vida de personas ciegas, sordas, con movilidad reducida, y demás bichos raros que pululan por las calles.

Tener un lugar al que volver

El fotógrafo disparando su cámara

En el documental “La Sal de la Tierra” su director Wim Wenders nos muestra la obra fotográfica del famoso Sebastião Salgado. La película premiada en el festival de Cannes y candidata a los premios de la Academia Americana (Oscar) se divide en dos partes: en la primera se muestran imágenes devastadoras de lugares como Ruanda, la franja de Gaza o la antigua Yugoslavia, en los que reinaban el caos y la maldad de la humanidad. La segunda parte pone el acento en que tras sus vivencias en estas situaciones, el fotógrafo decidió emprender su más reciente proyecto denominado Génesis, en el que se retratan sitios todavía no maleados por el ser humano.

Todos a la cárcel

 Figuración de padres de niños discriminados por su diversidad funcional condenados por oponerse a la segregación escolar de sus hijos

A quienes emitieron voto particular en la STC 10/2014

Los de la tertulia casqueril quedamos para comentar “la guerra de los botones” , pero quedaran para tiempos mejores porque volvimos al infierno de la segregación escolar.

Martirio, “madrefiera” de un cascao; dijo que otra y su marido iban a ser juzgados por el delito de abandono de familia de un niño con un cromosoma extra. La cosa cuelga del rechazo y malos tratos físicos, verbales y morales que sufrió por parte de algunos profesores y tutores durante dos cursos. Lo resolvió la directora de Educación de León desterrándolo a un centro de “educación especial”, desechando 6 años de inclusión escolar en centro público los padres no estaban por la labor de tirar por la borda ese proceso y lanzar a su hijo al inframundo.

Distribuir contenido