DHY! es una herramienta para el seguimiento del respeto a los Derechos de las Personas con diversidad funcional y el cumplimiento de la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas.

Ya se están pasando con la segregación escolar

Aguas insalubres

¡Uno no gana para sustos! Y es que hace ya unas semanas me enteré de lo que a una niña con necesidades educativas de apoyo le había sucedido. Le estaban, le están y le estarán haciendo la vida imposible durante un tiempecito. Y todo porque la chiquilla tiene esas necesidades de apoyo pero nuestro estado del bienestar maravilloso se la quiere quitar de encima y hacernos creer que es por su bien y que el mundo es color de rosa. Digamos claramente que tener unas necesidades y que te maltraten por ello es como cuando yo era niño, me caía y me hacía una herida en la rodilla, y detrás llegaba mi madre y tras darme una colleja me decía que si estaba tonto o qué me pasaba.

La rampa de mi casa es particular

Pulgares levantados

Aviso a navegantes y náufragos a la deriva: Esta historia es muy personal y puede resultar ofensiva. Absténganse las personas frágiles y sensibles.

Hace más de diez años se construyó en mi bloque una rampa que, en principio, iba a ser de mi uso personal. Sobra decir que, desde el primer momento, a mí me pareció una medida injusta a todas luces. Era casi obligatorio el uso compartido con el resto de los vecinos para limpiar mi frágil conciencia. La media de edad de los dueños de las viviendas de la urbanización en la que yo vivía y vivo era por aquel entonces de unos 55 o 60 años. Sin embargo, lo lógico es pensar que, si la rampa aquella se construyó hace más de una década, su edad ahora ronda los 70 años (no la de la escalera, por Dios) en adelante, con la consiguiente reducción de la movilidad de los habitantes del lugar lugareño.

La accesibilidad según el manual del TBO

Televisión

He oído últimamente hasta la saciedad eso de que en cuanto a accesibilidad llevamos mucho hecho pero nos queda un trecho por recorrer. Bien, pues es casi verdad. En efecto, tiene mucho de verdad esa afirmación, aunque para ser más exactos debería decirse que en lo que respecta a accesibilidad constructiva hemos avanzado un poquito, y vaya pedazo de cacho de trozo que nos queda por recorrer. Eso se ajustaría más a la realidad, y en eso hay una labor enorme todavía por realizar. En esta entradilla, me he propuesto dar cuenta de varios obstáculos que impiden a ciertos individuos realizar sus actividades cotidianas con normalidad. No tengo un objetivo claro, sino el de hacer visibles y conocidas algunas aparentes tonterías que dificultan la vida de personas ciegas, sordas, con movilidad reducida, y demás bichos raros que pululan por las calles.

Tener un lugar al que volver

El fotógrafo disparando su cámara

En el documental “La Sal de la Tierra” su director Wim Wenders nos muestra la obra fotográfica del famoso Sebastião Salgado. La película premiada en el festival de Cannes y candidata a los premios de la Academia Americana (Oscar) se divide en dos partes: en la primera se muestran imágenes devastadoras de lugares como Ruanda, la franja de Gaza o la antigua Yugoslavia, en los que reinaban el caos y la maldad de la humanidad. La segunda parte pone el acento en que tras sus vivencias en estas situaciones, el fotógrafo decidió emprender su más reciente proyecto denominado Génesis, en el que se retratan sitios todavía no maleados por el ser humano.

Todos a la cárcel

 Figuración de padres de niños discriminados por su diversidad funcional condenados por oponerse a la segregación escolar de sus hijos

A quienes emitieron voto particular en la STC 10/2014

Los de la tertulia casqueril quedamos para comentar “la guerra de los botones” , pero quedaran para tiempos mejores porque volvimos al infierno de la segregación escolar.

Martirio, “madrefiera” de un cascao; dijo que otra y su marido iban a ser juzgados por el delito de abandono de familia de un niño con un cromosoma extra. La cosa cuelga del rechazo y malos tratos físicos, verbales y morales que sufrió por parte de algunos profesores y tutores durante dos cursos. Lo resolvió la directora de Educación de León desterrándolo a un centro de “educación especial”, desechando 6 años de inclusión escolar en centro público los padres no estaban por la labor de tirar por la borda ese proceso y lanzar a su hijo al inframundo.

Cartera de servicios de la Lepra

Cadenas rotas

Un buen titular para esta entrada podía ser “yo quiero una lepra diferente a esta”. Cuando digo lepra me refiero en tono jocoso a la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, que a nadie satisface tal y como está ahora y tal y como fue concebida. Lo cierto es que no hay por donde coger esa norma ya que es difícil defenderla tanto desde el punto de vista económico como ideológico y social.

El Rincón de la Victoria, de la segregación escolar

 Ruby Bridges escoltada por dos Marshalls enviados por el presidente de EEUU para custodiarla para asistir al colegio, sola en clase, en 1960

Martirio, “madrefiera” que lucha por los derechos de su hijo cascao, y madre de sus retoños de serie, me trasladó la noticia de que 24 padres habían dejado de llevar a sus hijos al cole porque sus 24 hijos, no afectados de trastornos del espectro autista; tenían miedo de una niña de 10 años que acosaba a sus hijos con «agresiones e insultos».

La última tertulia casqueril giró en torno a la música de “A degüello” que sonaba en las trincheras del frente contra la discriminación. Se trata de un caso de manual, en esta ocasión enraizado en las raíces del nazismo que se llevó por delante a los diferentes de la Alemania de Goebels, que por cierto era cascao.

Los discriminados se preguntan si deberíamos irnos corriendo

Parados en la oficina de empleo

¿Nos convendría quizás salir de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad? Es ésta una pregunta crítica, ya que nuestro país, como tantos otros, no la está cumpliendo en su mayoría. Y es que ni en lo referente a igualdad de oportunidades, no discriminación por diversidad funcional, igualdad ante la justicia, accesibilidad universal, educación, vida independiente con el apoyo de la debida asistencia personal, vivienda, empleo y un largo etcétera se cumple, ni siquiera hay atisbo alguno de que algunos empecemos a vivir como ciudadanos de pleno derecho.

¿Dónde están los 40 euros?

Billete de 40 euros

Desde hace unos meses, vivo inmerso en el misterio. Me han desaparecido unos 40 €.

Podría decirse que estoy encuadrado en el grado máximo de lo que llaman la Ley de Dependencia, es decir, poseo aquel diploma que sólo otorgan a los que ni siquiera pueden rascarse la nariz.

No hay dos sin tres

Imagen con la leyenda: Fallece la tercera víctima del frio en Valencia [Clic para ampliar la imagen]

A las víctimas invisibles y de la dimensión paralela

El pasado agosto falleció una persona sin techo que vivía en una chabola por la ola de calor. Ahora una de frio se lleva por delante a tres con nombre: Santiago murió en un cajero; julio cayó en El Cabanyal, asistido por otro desfavorecido que días después fue apaleado; y después ha llegado Miguel Ángel , que lo ha hecho en la mismísima avenida de Blasco Ibáñez.

Distribuir contenido