DHY! es una herramienta para el seguimiento del respeto a los Derechos de las Personas con diversidad funcional y el cumplimiento de la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas.

Las cuatro torres

 Complejo administrativo 9 d’Octubre de la Generalitat Valenciana

Hace poco Dolores, que cuenta sus salidas de casa por visitas a los médicos y manifestaciones, comentó que había ido a una de las torres del complejo administrativo 9, de octubre y se las había visto canutas para entrar.

Como si se tratara de la entrada a la cueva de los enanos, la entrada se componía de una puerta giratoria central y puertas a ambos lados. Dio por hecho que con la cabalgadura (silla de ruedas manual) no pasaba por la puerta giratoria; buscó con la vista una señal que le indicara la entrada alternativa para personas con movilidad reducida. Nada. Optó por dirigirse a una puerta y…. justo… la puerta estaba cerrada. Fue a la del otro lado y tiró de la manivela para abrirla y….. la puerta tiró para adentro. Un puto muelle; en una puerta de acceso para cascaos había un tirador mecánico para que la puerta se cierre.

La ley que nació para no cumplirse

 =

Publicado en Levante el 1 de septiembre de 1998 en el apartado EL TRINQUET.

Leí con gran interés el artículo de opinión, publicado en el suplemento de Territorio y vivienda del pasado día 11, bajo el título Accesibilidad en los centros históricos, cuyo autor era el señor Lliso, y sobre el cual quisiera hacer un breve comentario

Me parece muy positivo el hecho de que una persona como el señor Lliso, al que no conozco vinculación alguna con el movimiento asociativo de los minusválidos, haya publicado un artículo que tiene un carácter divulgativo y didáctico digno de aplauso. Es especialmente reconfortante, el hecho de que la Asociación para la Recuperación de los Centros Históricos de la Comunidad Valenciana tenga tan presentes problemas que las personas de movilidad reducida tenemos.

Sobre la Asistencia Personal y algunos conceptos cojos

Pablo Echenique y Pablo Soto

En referencia al artículo De quién dependen los políticos dependientes.

Asisto atónito, entre los calores del verano, al nacimiento de un nuevo término “asistencia funcional” en el artículo “De quien dependen los políticos dependientes” de Eldiario.es. Como persona con diversidad funcional que desarrolla su vida gracias a la asistencia personal me llama mucho la atención esta concatenación. Sé que los procesos de confluencia están de moda pero… ¿tanto?

Podría ser un desliz de la periodista que firma el artículo. Me ha pasado en mis carnes, me he presentado como persona con diversidad funcional a algún periodista y han escrito que era una persona con discapacidad funcional. A veces el peso de años de machaque con el lenguaje, sencillamente, no permite una comunicación eficaz. Pero, si este es el caso, vendría bien una petición de rectificación por parte de los políticos mencionados y la consiguiente rectificación por parte del periódico. Especialmente, la solicitud de rectificación debiera venir de Echenique al que se entrecomilla la asistencia funcional es algo muy personal. Bonito pareado en cualquier caso.

Lo suyo no es asistencia personal

Pablo Echenique

En referencia al artículo De quién dependen los políticos dependientes

Señor Echenique,

Con todos mis respetos, me da la impresión cada vez que leo sus argumentos sobre la conveniencia o no de disponer de asistencia personal de que no sabe lo que es, ni le interesa a usted el Movimiento de Vida Independiente.

Dice usted que su mujer hace el trabajo de tres asistentes. Hasta hace nueve años mi padre también hacía el trabajo de 4 asistentes. Y con toda seguridad, prefiero contratar a 4 asistentas personales a la semana, a depender de la buena voluntad de una sola persona. Claro que no es cómodo, al principio, pero a corto plazo es una práctica tan liberadora. Ahora mi padre hace de padre y dispone de tiempo para su propia vida. ¿Qué hace su mujer cuando le apetece salir con sus amigas, o cuándo quiere ir a ver a su familia. Cómo se organizan ella y usted al respecto?

Madre "SI", asistente personal "NO"

Pablo Echenique y Pablo Soto

En referencia al artículo De quién dependen los políticos dependientes.

Ay Echenique, ay Soto, que jartura tengo, os pelaba, os daba un enjuague bajo el grifo y os metería en la olla rápida junto con la convención internacional de los derechos de las personas con discapacidad y un par de madres porque así posiblemente tras varias horas de cocción saldríais reconociendo no solo vuestros derechos sino los derechos de las personas del entorno familiar y a lo menos con unos cuantos guantazos.

Bolardo voy, bolardo vengo…..

Entorno de la Estación 9 d’Octubre, plagada de bolardos concentrados en pasos peatonales

Con nueva cabalgadura, ventilación mecánica incorporada, salgo de años de arresto domiciliario. Marcial se alegra, dice que vivía en mis lecturas y había interiorizado a Frodo, protagonista de libros de Tolkien, porque no salía de la aldea y era muy hogareño. Ahora podremos dar golpes de mano, volando los obstáculos que impiden el movimiento del iaerio y la tropa casqueril.

Raya y pitorreo, todo en uno

Raya en el suelo

Como falta dinero en Málaga, igual que en todos sitios, y querían hacer algo vistoso para las personas en silla de ruedas nuestras autoridades pensaron que lo suyo sería indicar en el suelo cómo acceder a la playa desde un semáforo. Todo hay que decirlo: la distancia entre el semáforo y la playa, en línea recta no superaba los cuatro metros. Sin embargo lo importante era dejar claro que una gran prioridad para nuestro ayuntamiento era y es proporcionar el bienestar a las personas discriminadas normalmente por nuestro funcionamiento.

Vida independiente frente a vida autónoma

Manos entrelazadas

Creo que hace tiempo se empezó a construir la casa de la vida independiente por el tejado y se nos está derrumbando porque no tiene unos cimientos sólidos. No es que yo sea buen albañil, pero intentaré aclarar alguna cosa para facilitar la comprensión de algún concepto. Comenzaré diciendo que esas dos ideas a veces se usan indistintamente, a veces se superponen porque en parte se solapan, y muchas veces confunden al personal produciendo un desconcierto y un desconocimiento que no se merece y a nadie lleva a buen puerto.

La accesibilidad errática malagueña

Vertedero

Como todas las ciudades de la provincia, y como casi todas las ciudades de España, Málaga presume de ser la más hospitalaria de todas. No en vano, mi pueblo (Málaga) ha sido aspirante a ciudad más ecológica, ciudad más accesible, ciudad de la cultura y demás. Naturalmente, no ha sido elegida ciudad más nada, quiero decir que ha fracasado en todos sus intentos; incluso creo que el rechazo internacional a que Madrid consiguiera la candidatura olímpica tiene que ver algo con que Málaga insinuara sus probabilidades de ser subsede de aquella, albergando las competiciones marítimas.

La heroicidad de lo cotidiano

Batman en acción

Es tan absurdo que cuesta trabajo creerlo. Y es que algunas personas nos tienen que dar permiso hasta para realizar tareas básicas por las que el resto de la población no tiene que rendir cuentas. Algunas veces he dicho que dar las gracias era gratis y por tanto había que ser generoso en darlas. Incluso respirar resulta realmente barato, pero supongo que por poco tiempo, al menos para nosotros.

Distribuir contenido